Cáceres Viva tacha de ineficiente e ineficaz el real decreto ley que incluye las ayudas directas a empresas y autónomos

Desde Cáceres viva nos parece ineficiente e ineficaz el Real Decreto aprobado recientemente en el Congreso de los Diputados, que incluye 7.000 millones de euros de ayudas directas a las empresas y autónomos afectados por la covid-19. Los criterios de distribución (han utilizado indicadores de renta, de paro, de paro juvenil o de PIB) de las ayudas no son adecuados para el fin que se persigue, que es aliviar la situación de los autónomos y PYMES (a los que ni se le ha pedido opinión a la hora de establecerlos), fundamentalmente tras la pandemia.

En el caso de Extremadura nos corresponden sólo 106 millones de €, siendo nuestra tasa de paro antes de la pandemia del 23%, importante porcentaje, que ha pasado al 23,2%. El desempleo juvenil no aumenta, pero porque nuestros jóvenes se marchan cada día de nuestra región, no porque se incorporen al mercado laboral en nuestra tierra en la mayor parte de los casos (más de 4000 jóvenes salen cada año de Extremadura). En cuanto a la producción en determinados sectores no puede disminuir porque, sencillamente no tenemos industria, o es insignificante. Se ve menos afectado el PIB porque en sector primario y alimentario no disminuye que son los sectores más importantes en nuestra CCAA, por eso el impacto en el PIB es menor.

Leopoldo Barrantes, responsable de la Secretaria de Empresa, Comercio y Emprendimiento de Cáceres Viva, considera que las ayudas son insuficientes y llegan tarde, discriminando por sectores y territorios. Hay colectivos con un 40% y 50% de pérdidas que se quedan fuera de las ayudas porque no han tenido en cuenta las restricciones territoriales, por ello, reivindicamos un trato equitativo, ya que la crisis no ha afectado por igual a todos los sectores en las comunidades autónomas y existe el riesgo de que algunos sean doblemente subvencionados, mientras otros podrían no recibir nada, como, por ejemplo, las peluquerías y centros de estética, la formación no reglada, los centros de educación medioambiental, las jugueterías y los artesanos, entre otros, se quedan fuera de las ayudas del Real Decreto ley 5/2021.

Estas ayudas compensarán, como máximo, el 40% de la caída adicional de ingresos en el caso de las micropymes y autónomos (hasta 10 empleados), y hasta un 20% para el resto de empresas. Por tanto, son insuficientes para sostener a los más castigados por la pandemia.

Desde Cáceres Viva solicitamos transparencia y agilidad a la Junta de Extremadura para aclarar procedimientos para acogerse a las ayudas ya aprobadas por el Congreso de los Diputados.